El Inbound consiste en crear experiencias valiosas que generen un impacto positivo tanto en las personas como en tu empresa.

A diferencia del marketing tradicional, con el inbound no necesitas esforzarte por llamar la atención de los prospectos, ya que, al crear contenido diseñado para abordar los problemas y las necesidades de tus clientes ideales, atraerás prospectos calificados y generarás confianza y credibilidad para tu empresa.

El Inbound está directamente relacionado con el crecimiento de tu empresa

Abarca las áreas de MARKETING – VENTAS – SERVICIO

El inbound marketing es solo una parte de un movimiento mucho más grande en el mundo de los negocios: ese movimiento es inbound.

El método inbound se basa en atraer prospectos, interactuar con ellos y deleitarlos para impulsar el crecimiento de una empresa que proporcione valor y genere confianza. A medida que la tecnología avanza, el método inbound sienta las bases para crear una manera más útil y humana de hacer negocios. Se trata de una mejor forma de comercializar, vender y ayudar a los clientes, y, como todos sabemos, lo que es positivo para el cliente también lo es para la empresa, por lo que tu negocio puede crecer mejor a largo plazo.

La metodología inbound consta de tres etapas: atraer, interactuar y deleitar. Las empresas inbound usan esta metodología para generar confianza, credibilidad y motivación. Se trata de agregar valor en cada una de las etapas del recorrido del comprador.

Desde un punto de vista comercial, la metodología refleja el crecimiento de tu empresa, y los clientes satisfechos representan el combustible que impulsa ese crecimiento, ya sea porque siguen comprando tus productos o servicios, o porque atraen a nuevos clientes a tu negocio promocionando tu marca con otras personas de su red. Por el contrario, si tus clientes están insatisfechos, ya sea porque te diriges a usuarios que no son compatibles con tu marca o porque prometes más de lo que puedes ofrecer, retrasarán el crecimiento de tu empresa.

Cuando todos los equipos adoptan una estrategia inbound, puedes ofrecer una experiencia integral a todos los usuarios que interactúan con tu empresa, sin importar en qué parte del recorrido del comprador se encuentren. Atraer visitantes a tu sitio web no es únicamente responsabilidad de los profesionales del marketing; interactuar con ellos no debe estar solo en manos del equipo de ventas; y deleitarlos no es obligación exclusiva del departamento de servicio de atención al cliente. Para entablar relaciones duraderas con los clientes, todos los equipos deben esforzarse por atraerlos, interactuar con ellos y deleitarlos de manera contextual, y seguir generando confianza en tu marca.

La metodología para impulsar el crecimiento de tu empresa

En los últimos años, los mismos cambios en el comportamiento de compra que impulsaron la creación del movimiento inbound también afectaron la experiencia global del cliente. La manera en la que los usuarios se comunican y lo que esperan de las empresas ha cambiado.

¿La buena noticia? La metodología inbound, junto con la tecnología, sigue ayudando a las empresas a adaptarse a las necesidades tan cambiantes de la actualidad, y no solo en cuanto al marketing, sino a toda la experiencia del usuario.

Para respaldar el éxito de esta metodología, existe una plataforma completa de software de marketing, ventas, servicios y gestión de la relación con los clientes. Estas herramientas son potentes cuando se usan solas, pero lo son aún más si se combinan, y te ayudan a crecer de la mano de la metodología inbound.

Al combinar esta metodología con el software de HubSpot, podrás impulsar el crecimiento de tu empresa y tus clientes seguirán comprando tus productos o servicios, generarán un vínculo a largo plazo contigo, recomendarán tu empresa a sus amigos y compartirán su experiencia positiva con tu marca.